Aceptación de Herencia: formas y consecuencias

Aceptación de herencia

Las personas llamadas a una herencia, antes de recibir los bienes hereditarios deberán realizar un acto de aceptación de herencia. Pero, ¿es obligatorio aceptar una herencia? ¿Cómo se puede realizar la aceptación? ¿Qué consecuencias tendrá dicha aceptación?

A continuación, analizamos lo que supone aceptar un herencia y las formas que existen para poder realizar la aceptación.

¿En qué consiste la aceptación de herencia?

La aceptación de herencia es un acto que sirve para que la persona llamada a recibir una herencia pueda manifestar su voluntad de aceptarla y adquiera la condición de heredero. Se caracteriza por ser un acto:

  • Voluntario y libre: no es obligatorio, ya que existe la posibilidad tanto de aceptar como de renunciar a una herencia.
  • Individual: no requiere la intervención de los demás coherederos.

La aceptación de una herencia se realizará de forma global, es decir, no se pueden aceptar ciertas partes de la herencia y rechazar otras (como por ejemplo las deudas).

Por norma general, podrán manifestar su voluntad de aceptar la herencia aquellas personas que posean capacidad de obrar (que tengan la libre disposición de sus bienes). De no ser así, serán los representantes legales quienes tendrán que aceptar la herencia en nombre de los herederos.

Es importante no confundir la aceptación con la partición o reparto de la herencia. Se trata de actos diferentes, aunque están relacionados entre sí debido a que para repartir los bienes hereditarios es obligatorio haber aceptado la herencia antes.

Modos de aceptación de herencia

Una herencia puede ser aceptada de dos formas diferentes: aceptación pura y simple, o aceptación a beneficio de inventario.

Pura y simple

Mediante esta primera modalidad, se aceptan tanto lo bienes como las deudas y las responsabilidades del causante.

El heredero tendrá que responder por las deudas tanto con los bienes de la herencia como con sus propios bienes, si fuera necesario. Es decir, esta aceptación tendrá efectos ilimitados.

Existen dos tipos concretos para aceptar una herencia pura y simplemente:

  1. Tácita: se realiza mediante actos que solo podrá llevarse a cabo por quien tenga la cualidad de heredero.
  2. Expresa: se puede hacer de forma verbal o escrita, tanto en documento público como privado.

A beneficio de inventario

La aceptación a beneficio de inventario, sin embargo, posee efectos limitados debido a que el heredero solo responderá de las deudas con el patrimonio hereditario, hasta donde alcance.

En ningún caso tendrá que responder el heredero con sus propios bienes de las obligaciones del causante.

¿Cuáles son las consecuencias de aceptar una herencia?

La aceptación de una herencia trae consigo importantes efectos para los herederos, desde la fecha de la muerte del causante.

Una de las principales consecuencias de aceptar la herencia es la transmisión de todos los bienes, derechos y obligaciones del difunto al heredero.

Así, el heredero entra a formar parte del patrimonio hereditario, pero no significa que sea titular de bienes concretos del caudal hereditario hasta el reparto de la herencia.

Excepto en el caso de que se produzca la aceptación a beneficio de inventario, el patrimonio del causante y el del heredero pasarán a ser uno solo.

Le llamamos gratis
Puede llamarnos al 968 73 35 10 o dejarnos su nombre y teléfono para que nos pongamos en contacto con usted a fin de concertar cita para su consulta.

    Al contactarnos acepta que tratemos sus datos según nuestras Condiciones de Uso y Privacidad. Más informaciónLos recogemos para responder su consulta, siendo la base legal nuestro interés legítimo en atender y responder a nuestros usuarios. No compartiremos sus datos con terceros, salvo obligación legal. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.

    ¿Por qué debería escogernos?
    Atención personalizada
    Expertos en Herencias
    Facilidades de pago
    Rápida respuesta
    ¿Dónde encontrarnos?
    C/ Escritor Sánchez Moreno nº 1, 1º Izquierda 30009 Murcia, Región de Murcia 968 73 35 10 despacho@simarroabogados.com